Inicio - Apuestas por internet
Entre en arbedia.com y disfrute de todos nuestros servicios
Barra de acceso rápido a todo el portal
Barra de acceso rápido a todo el portal
Barra de acceso rápido a todo el portal
Refrescar el contenido de la página actual

Hacienda pone límite a las ganancias en apuestas y juegos online

M. López

Al alcance del bolsillo de cualquier usuario, las apuestas deportivas en Internet se despliegan en diferentes eventos, ya sean futbolísticos, como la Liga BBVA, Copa del Rey y en competiciones europeas (ligas extranjeras, Europa League, Champions League...) y otras internacionales (partidos de clasificación internacionales, el campeonato Copa América...), pero también en hípica, Fórmula Uno y juegos de mesa (entre los más populares, casino, bingo o póquer).

La participación en estos portales de juego y pronósticos deportivos está aumentando a un ritmo exponencial, hasta el punto de que las principales casas de apuestas online confirman que, en efecto, hay un porcentaje simbólico de abonados que vive de la rentabilidad que les reporta su habilidad como apostantes y jugadores en las mesas en red. Ahora bien, ¿es ésta una actividad rentable?. Y si es así, ¿hasta qué punto? ¿Cuándo sí y cuándo no están libres los apostantes de pagar impuestos?. En la respuesta es donde también entra en juego el papel del Ministerio de Economía y Hacienda.

Según la ley de la Renta de las Personas Físicas - que es, en definitiva, la que afecta y regula los ingresos de los particulares españoles, también en su dimensión de 'apostantes' - , los ingresos que superen el tope de 1.000 euros anuales por estos conceptos, deberán ser puestos en conocimiento de la Agencia Tributaria en la declaración de la renta (salvo contadas excepciones en casos de rentas mínimas anuales).

Las medidas de lucha contra el fraude fiscal puestas en marcha por el Gobierno así como diferentes operativos destinados a destapar los movimientos de rentas no declaradas en portales de Internet, están poniendo la lupa sobre todos aquellos movimientos que atañen tanto a aquellas empresas de juegos online que desempeñan su actividad en España, como a los particulares que se lucran con las actividades relacionadas con este segmento.